dissabte, 20 de febrer de 2010

Un post líquido para contar la charla de Daniel Solana en Complot

Viernes por la tarde. Complot, la escuela de creativos de Barcelona. Raulifer a un lado. Enric en otro. Bastante más gente alrededor. Y delante, Daniel Solana. Él. El pionero de lo digital en España. El evangelizador. El referente. Quien ha conseguido que empecemos a hablar de publicidad e ideas líquidas.

 ¿Lo ha conseguido? Seguro que después de este post, tú también empiezas a utilizar el concepto. Porque durante la charla, vi la luz. Es esto a lo que tenemos que tender, es lo que todos queremos hacer. Es la nueva publicidad y ahora ya sabemos de dónde tiene que partir. Y Solana lleva tiempo predicándolo, pero una cosa es que te lo cuente en un artículo y la otra es verlo en vivo y directo. Convence más. Así que, sin más preámbulos, vayamos al tema.

 ¿De dónde partimos?  De DoubleYou, la agencia digital de referencia en España. Un trono cada vez más disputado sí,  pero quien tuvo retuvo y no hay que olvidar el histórico. Solana lleva ya tiempo reivindicando el papel de lo digital. Nos contó que no se sentía a gusto ni below ni above the line. Ellos son digitales, nadan en un medio especial. Un medio con un gen distinto a los tradicionales. Un medio que los replica, que a la vez puede contenerlos y expandirlos. Un medio líquido.

Internet es ese medio líquido. Un medio donde los contenidos fluyen y se expanden. Se complementan, se amplían… o desaparecen con un simple clic. Un medio con unas propiedades que están afectando al resto porque, señores, la licuidad se contagia. A la televisión, a la radio, a los periódicos. E incluso, esto ya es cosecha mía (a estas alturas del post no te descubro nada si te digo que esto no es un resumen literal de lo que dijo Solana, ¿no?) a la sociedad, como preconiza Zygmunt Bauman con su Modernidad Líquida.

 Pero en realidad no hay medios. Solana considera que realmente solo hay un medio, el medio que los engloba a todos y con el que debemos jugar. Y este medio se llama… (redoble de tambores)… HOLOS… (por lo de la comunicación holística y tal). En holos se contienen todos los medios y por eso, las ideas a veces se transmiten vía televisión y otras vía un videojuego, por eso una misma noticia te llega por varios medios… por twitter te enteras, por youtube ves las imágenes que ha emitido la CNN, en un periódico tienes la reflexión sesuda que lees mientras desayunas un croissant, en un blog dejas tu opinión después de cenar… y por eso nosotros tenemos tantos medios al alcance para llevar a cabo nuestras comunicaciones. Pero para conseguirlo debemos cambiar la forma de pensar. Pasar de las ideas sólidas…

 … a las ideas líquidas. Ideas que ya no se crean pensando en un formato o en un medio. Ideas que son un todo que se diluye en el holos y que adoptan distintas formas según el lugar donde aterrizan para acabar convergiendo en la mente de cada persona para configurar EL mensaje. (¿Lo he entendido bien, Daniel? ¿Cómo lo entendisteis los que también estuvisteis en la charla?). Eso dificulta enormemente el proceso para parir (ya no digamos desarrollar) una idea. Pero Solana nos dio una pista. 6 niveles donde buscar ideas líquidas:

 formato

                          soporte

                                                                                                            medio

 disciplina

                                            producto

 y me falta uno, pero juraría que en su powerpoint había solo estas. ¡Glups!

Además nos dio dos pistas: las ideas líquidas se distinguen por su expansividad y su evolutividad. Y tres ejemplos. Tres ejemplos que se me han escapado del post… Tres ejemplos que podrás leer empezando por aquí.

dimarts, 16 de febrer de 2010

ULTRARECOMANABLE: Un déu salvatge al Teatre Goya.


OK: Un déu salvatge m'ha encantat. Clar i català, no caldria que hi afegís res més. Vés al Teatre Goya i deixa't portar. Riuràs amb ganes.

KO: Res. Perfecte tot. Actors, guió, decorat i públic. Cap queixa.

!: Ehm, val, ho accepto, vols que t'expliqui alguna cosa més, oi? No anirà pas al Goya perquè t'ho digui així sense més, ja ho veig. Ok, doncs va, te'n faig cinc cèntims. Però poca cosa, eh. És tard i vol ploure.

4 personatges. 2 matrimonis. Queden per parlar de forma pa-cí-fi-ca sobre una baralla dels seus fills. La cosa comença calmada, incòmoda. Converses de circumstàncies, somriures falsos. I poc a poc es va complicant. Complicant moooolt. Mooooooltíssim. I com més es complica, més patètic. I com més patètic, més riures. Però riures amargs, eh. No et creguis pas, té molt mala llet tot plegat. L'autora reflecteix amb punteria les neures de la nostra societat de les aparences, de la guerra de sexes, de l'educació dels fills, de parelles i pares ridículs. I tots tenim alguna cosa d'ells, ens agradi o no.

Feia molt de temps que volia veure alguna obra de la Yasmina Reza. No vaig anar ni a Art, ni a Una comèdia espanyola, ni tan sols la versió que van fer de Un dios salvaje amb la Maribel Verdú i l'Aitana Sánchez Gijón. Mira que vaig estar a punt de deixar-m'hi caure, però res gent, per una cosa o per l'altra res de res. I vés per on que ara ha caigut. Déu ser cosa de la meva atracció pel Goya, on estic anant a veure tots els títols que s'hi estrenen (sempre disfrutables, d'altra banda).

Apuntava que els actors molt bé. Doncs sí. Sobretot la Roser Camí, amb el seu paper d'histèrica donya perfecta. Però els mediàtics Jordi Boixaderas, el Ramon Madaula (de qui desconeixia la vis còmica) i la Vicenta Ndongo (que acaba donant la campanada) no es queden enrere. Fan un gran conjunt.

I el guió. Ah, el guió. Actuen tan bé perquè tenen un gran material: un plantejament ben parit i un desenvolupament excel·lentment filat. I una Tamzin Towsend que els haurà dirigit de putíssima mare. Perquè quan tot encaixa, tot funciona. I surts del teatre feliç. I mires la vida d'un altre color. ;) :) :P

diumenge, 14 de febrer de 2010

Boulevard a La Villarroel

OK: Boulevard és teatre dins del teatre. Veiem una obra i els personatges. Veiem els actors i els assajos. Divertida, ràpida, ben actuada. Fa un bon joc amb el bilingüisme (l'obra que representen els actors és en castellà, però entre ells la majoria parlen català) i del vídeo. Entretinguda, t'ho passaràs bé.

KO: Fa temps vaig llegir que anunciaven l'obra com el "Pel davant i pel darrera" del segle XXI. I, certament, ho és (l'obra es veu pel davant, pel darrere i pel davant). Bàsicament és el mateix, però així com recordo que a l'obra del 96 vaig riure molt (fa gairebé 15 anys, tot s'idealitza) en aquesta he rigut, però no tant. Em va semblar divertida i molt interessant veure tot el procés d'assaig i la crítica que es fa al món del teatre i els seus tics. Està ben resolta però... no sé com dir-ho, em va faltar que "explotés" , que tot embogís encara més. Clar que això és el que m'hagués agradat a mi. L'obra està molt bé, reconeguem-ho.

!: Em vaig quedar amb moltes ganes de veure la súperbonamentcriticada Germanes, de la mateixa autora, i per això, quan vaig llegir el reportatge de Teatre BCN (molt molt interessant) sobre el procés de creació de l'obra em van venir unes ganes enormes de veure-la. Potser n'esperava massa.

dissabte, 6 de febrer de 2010

Antes de que se me olvide

5 apuntes rápidos después de la charla de Màrius Zorrilla, 31 años, Head of Art & Design de SCPF

Después de asistir ayer con Raulifer a un nuevo Complot me quedo con 5 reflexiones que se hicieron. Intentaré ir al grano.

- Inquietudes: Màrius nos contó su currículum. 6 meses en un estudio de diseño en Barcelona. (En Barcelona es difícil crecer en un estudio: son pequeños y para tener más responsabilidades deberías invadir el puesto del jefe, propietario y diseñador estrella. Malo). Se agobia, pasa a una agencia. Villarrosàs. Bien durante algo más de un año. El mundo de la agencia es duro. Bien por las posibilidades, mal por las prisas. Encuentra a faltar el mimo al trabajo de un estudio. Lo deja. Siguiente destino, Londres. Estudio pequeño. Máximo mimo. 6 meses más, agobio y de vuelta a Barcelona. SCPF 6 meses, salto a un estudio, Base y vuelta a SCPF, donde ya lleva más de un año y medio, todo un récord. Alguien del público preguntó si tanto cambio podía ser malo para su currículum. ¿Tendría que serlo?

- Nuevas vías. Su puesto en SCPF es algo raro. Head of Art & Design. Una especie de director creativo de directores de arte. Inspirado e importado directamente de Londres. Màrius reivindica la importancia del diseño gráfico en las agencias de publicidad. Y nos habla del caso de las escisiones de Saturday London de Mother London o Happy FB de Forsman & Bodenfors. Mismo origen, distintos negocios, colaboran si es necesario, si necesitan complementar talentos. O Kesselskramer, una agencia que no hace solo trabajos de agencia. ¿Podemos tender hacia ello en España?

- Sobre los copys. Parece que existe cierto pique con los copys en SCPF. Que si solo a ellos se les considera creativos, que si trabajan separados, que si patatín que si patatán. ¿Hay algún copy en la sala? Vale, estaba yo. Escurrido bajo la silla. Sin mover no una ceja. Respirando flojito. En algo estoy de acuerdo, en mucho no. Lo que sí, que vale, que cuando los directores de arte empiezan a producir en serio algo el copy ya tiene la cabeza en el siguiente proyecto. Pues sí. Por el resto, no. Creo que son temas achacables a la organización de una agencia y a la voluntad de implicación personal. ¿Por qué son solo los copys los que buscan los conceptos? Haz que trabajen juntos copys, artes y diseñadores. ¡Y también cuentas! No concibo una agencia en la que cada departamento vaya a su aire. Alguien de cuentas puede opinar sobre una imagen. Un arte puede sugerir un copy. Y un copy no debería desentenderse de un proyecto cuando pasa del word al indesign. Quizás mi forma de pensar es fruto de las circunstancias. Nunca he trabajado en pareja con un único arte. Siempre he sido polígamo. Más ahora que soy el único copy en la agencia. Para off, online y lo que se tercie. Y me niego a ceñirme a solo escribir. Un copy y un arte deben conceptualizar juntos. Junto al responsable de interactivos si se requiere. Pero... ¿por qué ceñir tanto? ¿Es que un interactivo no puede opinar sobre un print? ¿Es que no lee revistas? ¿Es que en nuestra vida personal también nos especializamos? Coincido con Toni Segarra, la especialización no es buena per se. Vale, podemos tener nuestras parcelas. Enriquecer desde nuestro punto de vista. Pero en la mezcla está lo bueno. No deleguemos sin hablar. Sumemos esfuerzos. Conciliemos. Peleemos si hace falta. ¿Soy utópico?

¿He dicho que sería breve?

- El talento. Directores de Arte que no saben componer textos, pero saben a quien acudir para que se lo hagan de p.m. Que no saben diseñar pero tienen miles de referencias que aportar. Diseñadores muy buenos que se queman en una agencia de publicidad. Que no aguantan timings, no soportan que les tumben campañas y no saben levantarlas de nuevo. Que no saben vender su trabajo. Que se dan cuenta que son copys. Que haber estudiado publicidad no les va bien en su puesto. (En esa agencia. En otra quizás sí.) La misma persona en distintos equipos no brilla igual. Es una gran responsabilidad saber encontrar lo bueno de cada uno. ¿Explotamos bien nuestras capacidades?

- Los medios. Esto se lo encargamos a un ilustrador de El Víbora para reflejar un estilo ochentero. Esto a Vasava. Y lo otro a un estudio de Londres que lo tocan muy bien. (...) Como no estábamos seguros, también se lo encargamos a otro ilustrador. El cliente lo pagó. (...) Esto no daba dinero pero disfrutamos haciéndolo. (...) ¿Las agencias grandes hacen grandes trabajos porque tienen la capacidad de acceder a los mejor de cada casa?

Se acabó.

O no.

Bonus track: en todas partes cuecen habas. Lo que me gusta de estas charlas, a parte de lo que enriquece ver las experiencias de los demás, es que te ayuda a darte cuenta de que en todas las agencias de publicidad nos enfrentamos a los mismos problemas. Timings, presupuestos, clientes. Te sientes menos solo, menos estúpido. Te das cuenta que, sí, muchas veces el cliente tiene razón. Y que "pajas creativas" se mejoran después de tamizarse por la opinión de un director de marketing. Otras no. Otras veces vale la pena luchar porque lo diferente, lo raro, lo original y lo inesperado, lo que no gusta, lo que no supera tests ni focus groups, resulta ser un bombazo. La creatividad es así. Impredecible, ingobernable y siempre disfrutable. A pesar de todo, trabajando en esto nos lo pasamos bien. Ya sea aquí, en Pekín o en pokón.